Si estás pensando en cómo hacer un proyecto de agricultura, estás en el sitio correcto. A la hora de comenzar en el sector agrícola es importante tener una base, tanto en cuanto a conocimiento como a estrategia. Tanto si es un proyecto al que vas a dedicarte por ocio como si lo ves como tu futura fuente de ingresos, es imprescindible que cuentes con un plan de acción.

Aquí no basta con comprar un terreno, tener un cuarto de aperos y comenzar a sembrar. ¡Ojalá fuera tan fácil! Existe todo un trabajo de previsión, análisis y requisitos. Así que, si quieres empezar un proyecto de agricultura, sigue leyendo. Descubrirás los pilares básicos para conseguir arrancar de la mejor forma posible.

Qué debes saber antes de empezar un proyecto de agricultura

Existen diferentes puntos que van a resultar imprescindibles para empezar un proyecto de agricultura como es debido. Por supuesto van a entrar también factores económicos y legales, pero en este post vamos a centrarnos exclusivamente en los relacionados con la actividad agrícola.

proyecto agrícola

Cuando se empieza en un proyecto y no se obtienen los resultados deseados es normal tender a la frustración. Y, cuando esa frustración se lleva experimentando durante un tiempo, existe la costumbre de desechar ese proyecto. En Agroingenia Canarias queremos que aproveches cada céntimo invertido y que consigas convertirlo en una mejora para tu proyecto de agricultura.

Pero para ello, es esencial saber cuál es el punto de partida, qué podemos aprovechar y qué otras cosas debemos mejorar para no sufrir luego las consecuencias. A continuación te contamos cuáles son los principales puntos que debes tener presente.

Conocer bien el terreno

Para saber bien cuál es tu punto de partida es vital saber bien qué tipo de tierra tienes. En el anterior post te contábamos que disponíamos de diferentes agrosistemas, los cuales pueden influir dependiendo de la ubicación de tu terreno agrario.

La tipología de la tierra, así como su estado, va a influir de gran manera en su labrado. Y es que, mientras hay tierras óptimas para la siembra, otras muchas necesitan ser mezcladas con otros tipos. De esa manera, cualquier alimento que sea sembrado podrá crecer exponencialmente. Por otro lado, hay tierras más permeables que otras, que facilitan la humedad y la nutrición de las plantas.

En Agroingenia Canarias contamos con ingenieros agrónomos expertos capaces de analizar e identificar el estado de tu terreno, así como de percibir sus carencias y oportunidades de mejora.

Tener presente las condiciones climatológicas y medioambientales

Si bien es cierto que el clima en las Islas Canarias es bastante suave y genérico, dependiendo de la isla en la que se encuentre tu terreno, así como su localización, va a tener más probabilidades de desarrollar según qué frutas y verduras.

También es importante tener en cuenta los factores meteorológicos. Es decir, en según qué zonas llueve más que en otras, así como sucede con el viento y demás. En Agroingenia Canarias prestamos nuestros servicios a los agricultores a través del diseño de infraestructuras como sistemas de riego, invernaderos y demás de manera que puedan explotar sus tierras durante tiempos más prolongados.

Elegir bien qué vas a plantar

Como te decíamos, dependiendo del tipo de vegetal que vayas a plantar vas a tener mejores o peores resultados. ¡La misma fórmula no sirve para todo! Como en todo proyecto de agricultura que se precie (y en cualquier proyecto en realidad) hay que tener objetivos realistas y alcanzables. Y por supuesto, aquí también influye el tiempo que puedes dedicarle.

calidad del terreno

Según qué plantas vas a necesitar más o menos agua, una tierra más o menos porosa… Si aún no tienes claro cuál va a ser tu producto, te recomendamos que te pases por nuestro post sobre qué sembrar en Canarias.

Construir infraestructuras para su mejora y crecimiento

¡Uno de los puntos más importantes! No basta con tener un terreno, plantar y regar de vez en cuando. La exposición al viento, a lluvias o a bajas temperaturas puede mermar el crecimiento de tus plantaciones. Además, si no tienes todo el tiempo que te gustaría dedicarle a tu huerto, es posible que tengas problemas.

Lo ideal es construir un sistema de riego que permita a tus plantas nutrirse, así como de un invernadero que las proteja de ventiscas, temporales y otros fenómenos meteorológicos. Esto, por ejemplo, resultará esencial en plantas con tallos huecos.

Contar con clientes y distribuidores

Si tu proyecto agrícola pasa por monetizarlo, tienes que contar con una cartera de clientes. Es probable que al principio no te resulte fácil, pero si tu producto es de calidad y tus precios son razonables, poco a poco deberías ir ganando clientes. Puedes empezar por fruterías de barrio y a medida que vayas ganando distribuidores puedes buscar la manera de exportar tus productos. Recuerda que nuestro equipo multidisciplinar está a tu disposición.

Agroingenia Canarias: te ayudamos con tu proyecto de agricultura

Desde Agroingenia Canarias hemos ayudado a todo tipo de usuarios con sus proyectos de agricultura. Desde aquellos que han empezado desde cero hasta los que necesitaban dar un giro de 180º a su negocio. Gracias a nuestros ingenieros agrónomos hemos conseguido optimizar todo tipo de cultivos, así como a construir instalaciones agrícolas.

Asimismo, en Agroingenia Canarias ayudamos a empresas agrícolas de todos los tamaños a conseguir proyectos y subvenciones de manera que puedan aumentar el volumen de su negocio, conseguir ayudas y otro tipo de objetivos.

proyecto de ingeniero agrónomo

Concertamos reuniones con nuestros clientes para asesorarles de forma personalizada, de manera que puedan explicarnos personalmente cuáles son sus metas y qué quieren conseguir con sus huertos o explotaciones agrícolas. En base a toda la información recopilada, nos encargamos de desarrollar estrategias y de aplicar nuestros conocimientos y experiencia en casos previos similares para maximizar los resultados.

Nuestra empresa de ingeniería agrónoma en Canarias ha ayudado a una larga lista de empresas y usuarios que buscaban una mejoría en sus terrenos. Gracias a ello muchos pueden dedicarse hoy día a la agricultura como única actividad económica.

Comentarios de Facebook