Conoce diferentes tipos de cultivos hidropónicos - Agroingenia Canarias

Los cultivos hidropónicos son uno de los hallazgos de la ingeniería agrícola y se remontan al siglo IV a.C., aunque el primer registro escrito data del siglo XVII d.c. Fue el belga Jan Van Helmont el primero en sistematizar su experiencia acerca de cómo las plantas obtienen sustancias nutritivas a través del agua. Para nosotros, es una temática apasionante y de la que somos especialistas. En esta ocasión te contamos qué son los cultivos hidropónicos, cuál es la mejor manera de realizarlos, hablaremos acerca de su rentabilidad y de los distintos tipos de cultivos hidropónicos que pueden utilizarse. ¡Comencemos!

¿Qué son los cultivos hidropónicos?

Los cultivos hidropónicos son cultivos realizados en agua, a través de este medio se proporcionan todos los nutrientes necesarios para que la planta crezca saludablemente.

El método de cultivo hidropónico es un sistema de cultivo en el que las plantas se desarrollan sin la utilización de tierra o sustratos de uso convencional. Esto significa que la tierra no es necesaria para el crecimiento de los alimentos cultivado. Es suficiente que las raíces estén en contacto con el agua para que los ejemplares puedan desarrollarse saludablemente.

Un sistema de cultivo hidropónico bien diseñado se caracteriza por generar un menor desperdicio de agua y de nutrientes que los cultivos tradicionales. Tanto el agua como los nutrientes, son absorbidos directamente por la estructura radicular de las plantas y reciclados a través del sistema hidropónico.

Existen distintos tipos de cultivos hidropónicos, lo que tienen en común, es que en todos es necesaria la utilización de una solución nutritiva administrada a través del agua. Esto le permite a las plantas obtener todos los nutrientes esenciales para su desarrollo.

Pueden clasificarse en cultivos de:

  • alta tecnología
  • media tecnología
  • baja tecnología o tecnología simplificada.

Los primeros, son implementados en invernaderos de última generación, con sistemas altamente automatizados y eficientes para gestionar el clima en invernaderos y soluciones de nutrientes. Los de baja tecnología, generalmente utilizan materiales reciclados y muy económicos. Son perfectos para utilizarlos en contextos caseros, ya que puedes elaborarlos con pocos materiales.

Tienen muchas ventajas, algunas de ellas son:

  • El ahorro de agua. Si, aunque sea la base del cultivo, al utilizarla más eficientemente no desperdiciamos este recurso en los riegos.
  • La irrigación de las raíces es pareja en toda su superficie.
  • Evita la degradación del suelo.
  • Cultivos menos propensos a sufrir problemas climáticos como inundaciones, sequías, etc.
  • Mejora la calidad de la producción.

¿Cuál es es la mejor manera de hacer un cultivo hidropónico?

¿Cuál es es la mejor manera de hacer un cultivo hidropónico?

La mejor manera de hacer un cultivo hidropónico es comenzar haciéndote una serie de preguntas que te ayudarán a organizarte y poder planificar tu cultivo. Es muy importante que te asesores y consideres:

  • El tipo de sistema utilizar.
  • ¿Qué ejemplares te gustaría cultivar?
  • Cuáles son las condiciones ambientales que necesitan para crecer.

Para ello, puede ayudarte pensar acerca de:

  • Las características de la planta
  • El espacio que tienes para destinarlo a tu cultivo
  • Con qué finalidad quieres cultivar
  • Cuál es el presupuesto con el que cuentas
  • Qué tipos de soluciones nutritivas existen
  • La cantidad de agua que necesitan tus ejemplares para crecer.

Te recomendamos que consultes a un especialista. Si te interesa llevarlo a cabo o necesitas información al respecto, puedes consultarnos a través de nuestro formulario y te contestaremos a la mayor brevedad posible. Somos especialistas en diseñar cultivos hidropónicos que se adapten a tus necesidades.

¿Cuál es el cultivo hidropónico más rentable?

¿Cuál es el cultivo hidropónico más rentable?

La Hidroponía, es la técnica de la sustitución; por esta razón, lo primero que necesitamos es conocer qué necesita la planta. De esta manera, podremos sustituirlo. Básicamente, todas las plantas se pueden cultivar en un sistema hidropónico. Por ejemplo, si quisiéramos sembrar un árbol, tendríamos que tener en cuenta que necesitará un contenedor más grande que el que necesitaría una lechuga.

Para aplicar correctamente cualquier técnica o sistema hidropónico es necesario tener en cuenta:

  • El tamaño al que va a llegar a crecer esa planta
  • Si es para cosechar o la haremos producir por determinado tiempo.
  • ¿Es una planta demandante de oxigenación o no lo es?
  • La cantidad de horas de luz que requiere la planta.
  • Qué temperatura necesita, etc…

Entre más parámetros de nuestra planta conozcamos y los podamos controlar, más aseguraremos el futuro éxito de nuestro cultivo.

Cualquier planta que crezca en la tierra, puede ser cultivada de manera hidropónica. Lo importante es conocer las características de la misma y qué destino tendrá ese cultivo.

¿Cuáles son los diferentes tipos de cultivos hidropónicos?

Los distintos tipos de cultivos hidropónicos pueden ser clasificados en

  • Los de raíces en sustrato
  • De raíces en agua o sin sustrato. 

A continuación, realizaremos una breve descripción de cada uno para que puedas hacerte una idea general de lo que puedes encontrarte y cuáles son sus usos.

¿Cuáles son los diferentes tipos de cultivos hidropónicos?

Tipos de cultivos hidropónicos

Tipos de cultivo hidropónico de raíces en sustrato:

  • Sistema de mecha o pabilo: El sistema hidropónico de mecha o pabilo es uno de los más simples, ya que no necesita de la instalación de bombas eléctricas para transportar los nutrientes. No se puede utilizar a gran escala y es recomendable para plantas que no requieran de mucha agua. La ventaja de este tipo de cultivo hidropónico, es que de que necesitas pocos materiales para ponerlo en funcionamiento:
      • Recipiente con abertura en el fondo
      • Mecha especial que tenga contacto con la raíz de la planta
      • Solución nutritiva.
  • Técnica de inundación y drenaje: Esta técnica de cultivo hidropónico consiste en inundar temporalmente las bandejas donde están colocados los sustratos y las plantas, para que absorban la solución nutritiva. Cuando las plantas absorben todos los nutrientes, la solución se drena al depósito. Este sistema requiere de la instalación de bombas eléctricas, permite la utilización de distintos tipos de sustratos y gran variedad de vegetales.
  • Sistema de goteo con recuperación (Drip System): Este sistema de cultivo hidropónico, es parecido al riego por goteo de la agricultura tradicional,  la diferencia radica en que el exceso de agua se recoge para poder reutilizarla en otra ocasión. Si bien esta técnica tiene la ventaja de que permite utilizar los nutrientes de una forma más eficiente, la desventaja es que es más difícil controlar el pH y la solución de nutrientes al reabsorberse.

Tipos de cultivo hidropónico de raíces en agua:

Tipos de cultivo hidropónico de raíces en agua

  • Técnica de película nutritiva: La técnica de película nutritiva, del inglés Nutrient Film Technique, es la más utilizada por la industria hidropónica. Consiste en el diseño de un sistema de bombeo utilizando tubos de PVC para colocar las plantas. El agua circula constantemente a través de estos tubos, otorgándole a las plantas todos los nutrientes necesarios.
  • Cultivo en raíz flotanteEl sistema de raíz flotante, también conocido como Deep Water Culture, es ideal para plantas bajas como las lechugas y algunas aromáticas. Es un sistema de cultivo hidropónico en el que las plantas crecen suspendidas en una placa que se ubica sobre el agua con soluciones nutritivas. Es muy simple y económico. Si cuentas con las condiciones ambientales adecuadas, propicia que el ciclo de la planta disminuya y se puedan obtener cosechas rentables en un menor tiempo.
  • Sistema de aeroponía: Si bien los sistemas de cultivo hidropónico utilizan menor cantidad de agua que en la agricultura tradicional, en la aeroponía se utiliza incluso menos agua. Esto se debe a que las raíces se encuentran suspendidas en el aire. Las plantas se colocan dentro de un medio oscuro y reciben la solución nutritiva cada pocos minutos a través de un rociador. Esta técnica es un poco más costosa que las anteriores y no está recomendada para principiantes.

Esperamos que hayas disfrutado de este artículo y tengas una idea general acerca de esta técnica tan apasionante. Para más información, ¡no dudes en consultarnos!

Si te ha gustado, comparte! Así conseguirás que otros usuarios disfruten también de este artículo.
Simple Share Buttons