Peritaje cannábico - Agroingenia Canarias

España al igual que otros países de la Unión Europea, llevan a cabo importantes tareas contra el narcotráfico. Sin embargo, es uno de los países abiertos al estudio para legalizar el uso medicinal del cannabis, también denominado hachís, marihuana y para ello, entre otras herramientas, se apoya en informes técnicos elaborados de peritaje cannábico.

Canarias es zona ZEC, lo cual la convierte en una región de baja fiscalidad lo que hace de Canarias una región idónea para el desarrollo de cultivos agrícolas intensivos de Cannabis bajo cubierta, hidropónicos e incluso en almacenes mediante sistemas de luz de uso fotosintético.

¿Pero este tipo de cultivos, son legales? Para determinar la delgada línea que separa lo que es “legal” y el delito, es decir, sobre lo que es considerado producción reducida para el autoconsumo o bajo el paraguas de licencia para uso medicinal, y lo que implica el tráfico de drogas estupefacientes, es de especial relevancia el peritaje judicial cannábico, realizado por un personal experto en estas lides.

 

Peritaje Cannábico: Tráfico o Autoconsumo

El Perito Judicial Cannábico está en posesión de los conocimientos y la experiencia objetiva sobre la materia para presentar ante un juez una visión de lo que se considera tenencia para consumo médico o lo que constituye comercialización de sustancias estupefacientes, mediante procedimientos técnicos y argumentos con aval científico.

El perito debe incluir en su informe aspectos generales de la marihuana: cultivo, efectos, partes de la planta consideradas para el consumo.

Por cannabis se entiende las sumidades floridas o con fruto de la planta a excepción de las semillas y las hojas no unidas, de las cuales no se ha extraído la resina

¿Qué es narcótico en el cannabis?

El Perito Judicial Cannábico debe explicar con claridad las características de la marihuana, las partes que se consumen como estupefacientes. Aunado a ello, es preciso conocer con exactitud los gramos considerados por los tribunales como mínimos para el autoconsumo.

Además, este profesional hace la experticia pertinente, para saber qué cantidad de la molécula tetrahidrocannabinol (THC), que es realmente la sustancia psicotrópica, se encuentra presente en la parte de la planta incautada.

Este aporte es significativo por cuanto la condena – sea multa o prisión – depende del peso del cannabis incautado.

Es un error frecuente de las autoridades considerar en estos pesajes las raíces, tallo e incluso el cepellón de la planta.

Por todo ello, es vital por parte del perito cannábico, revisar las dilgencias de la incautación y tomar en consideración todas estas cuestiones, que pueden ser la base de una gran defensa para el implicado.

 

Extensión del cultivo

Conforme a lo dispuesto en el artículo 368 del Código Penal español, no es considerado tráfico la venta de semillas y cultivo personal de marihuana en lugares privados.

Esta norma ha sido reforzada por sentencia del Supremo de 2015, en donde se estima que “el cultivo compartido de cannabis destinado al consumo exclusivo y excluyente de quienes promuevan esa producción a escala reducida”, puede carecer de relevancia penal en determinadas condiciones.

Concesiones especiales

Claro está que en nuestros tribunales se hacen concesiones si se presentan informes o recetas elaboradas por un médico, exámenes que verifiquen la enfermedad, así como que el informe pericial elaborado por el Perito Judicial Cannábico, donde se determine que lo incautado puede ser considerado para el autoconsumo, o si se han cometido irregularidades en los procedimientos de la policía.

El informe de Peritaje Judicial Cannábico contiene mediciones exactas que resultan de separar tierra, ramas, raíces y el agua dentro de la planta.

Además el procesado debe presentar ante el juez la autorización de la Agencia Española Medicamentos y Productos Sanitarios para cultivar la marihuana medicinal.

Se han logrado ciertos avances, especialmente en el uso terapéutico de la planta y cómo se juzgan a los pacientes que la requieran.

Las autoridades también tendrán en cuenta la cantidad de droga cultivada, los parámetros de superficie cosechada y si se obtiene usufructo por ella.

En España, quien determina cuál es la cantidad considerada “legal” para el autoconsumo es el Instituto Nacional de Toxicología.

Aunque no hay un reglamento sobre este tema, se asume como referencia una circular de la Fiscalía  (1984) en la cual se calcula el autoconsumo diario entre 15 a 20 gramos que al multiplicarlo por 5 días nos resultaría en 100 gramos.

No obstante, como esta planta es considerada ilegal, los gramos mencionados deben ser consumidos en privado.

Cultivo de Cannabidol (CBD)

Nuestro archipiélago posee una cantidad de microclimas y un suelo que facilita el cultivo de las semillas de cannabis durante todo el año. Las semillas cultivadas son varias, aunque en la actualidad las más cultivadas son la sátiva, la índica (oriente) y la híbrida.

Las zonas ideales para la plantación de el cannabis, son en la mitad de nuestras islas o medianías y las costaneras del sur.

La sátiva y la índica, se usan con fines medicinales como aliviar dolores, relajar el cuerpo, disminuir los estados de estrés y ansiedad.

De cada una de estas semillas existen variedades desarrolladas por laboratorios, donde se controla la cantidad de THC y otros psicotrópicos, para convertirla en una materia prima legal, manteniendo todas sus propiedades de carácter curativo.

El Perito Judicial Cannábico con las herramientas adecuadas, es capaz de determinar el porcentaje de sustancias pricotrópicas que puede llegar a generar la planta en su último estadío. Este tipo de detalles técnicos, aportan peso en un informe pericial.

Entre la amplia  gama de semillas es muy conocida la de Cannabidol ( CBD). Al crecer la planta esta sustancia se encuentra concentrado en sus flores y lo interesante de este cultivo, es que a pesar de que el CBD no es una sustancia psicotrópica, si tiene propiedades terapéuticas pues ejercen un efecto positivo en el sistema nervioso central e inmunológico, minimizando los síntomas de enfermedades asociadas a ellos.

Cuestión de sustancias, el tetrahidrocannnabinol (THC)

En contraste con el cannabidol,  el tetrahidrocannabinol (THC), presente en varias cepas si posee un efecto psicotrópico y estupefaciente. No obstante, el principio de extracción es el mismo por lo que el peritaje judicial cannábico es el que puede determinar la concentración de sustancias consideradas ilegales por la ley española.

Debe quedar claro que si el uso de la marihuana es medicinal, como por ejemplo para la esclerosis múltiple, fibromialgia, cáncer, glaucoma o epilepsia, el paciente sólo estará a salvo de alguna multa si la cultiva y consume en un lugar cerrado y privado.

Si necesitas un informe pericial, en  Agroingenia  te daremos la asesoría que necesitas para tomar las mejores decisiones en relación con el cultivo y consumo del esta planta milenaria.

Si te ha gustado, comparte!
Simple Share Buttons