Drones en la agricultura, el aporte de la tecnología - Agroingenia Canarias

Uno de los campos que más se ha visto beneficiado por la aparición de los vehículos aéreos no tripulados, mejor conocido como drones, ha sido la agricultura. Estos dispositivos son una herramienta de gran alcance. El empleo de drones en la agricultura mejora el desarrollo de las actividades tradicionales del área. Aporta nuevas herramientas de monitoreo y control de los suelos. Asimismo acelera la recolección de información de los cultivos, entre otros usos que descubriremos a continuación.

Las investigaciones científicas ratifican las numerosas posibilidades de estas innovaciones en el mundo del agro. Mientras los drones se incorporan a las actividades cotidianas en la agricultura, se estudia minuciosamente su impacto en el sector. Hasta ahora, las aplicaciones de estos equipos, los hacen muy atractivos para facilitar las tareas del campo y elevar la productividad.

Por ello, en muchos países la presencia de drones en la agricultura se está haciendo común y hasta necesaria. A continuación, explicamos las razones del interés que despiertan estos dispositivos en los agricultores.

El avance tecnológico de los drones en la agricultura de precisión

Ante el inmenso desafío de producir cada vez más para satisfacer la demanda de una población que crece aceleradamente, la agricultura se ha visto desbordada en muchos lugares. No sólo enfrenta este problema sino muchos otros de diversa índole. Entre los más destacados se encuentran la sobreexplotación de los suelos y los efectos del cambio climático.

Frente a esta realidad, se han implementado nuevas herramientas tecnológicas en la gestión de cultivos. De allí ha surgido lo que se conoce como agricultura de precisión. Un concepto que permite a los productores contar con herramientas de punta, para tomar decisiones más eficientes y mejor informadas en función de garantizar una actividad más productiva y rentable.

Aunque la agricultura de precisión tiene más de 20 años como propuesta, son los últimos avances tecnológicos, como los drones, los que han permitido el desarrollo exponencial de esta práctica. Es un hecho incuestionable que estos vehículos aéreos garantizan el uso óptimo de los recursos disponibles. Representan un aporte significativo para dar respuesta a la necesidad de perfeccionar la actividad agrícola, ahorrando costes y tiempo.

¿En qué se utilizan los drones en la agricultura?

Estos vehículos aéreos no tripulados son operados de forma remota y pueden comandarse a grandes distancias. Permiten alcanzar terrenos complicados para el acceso humano y sobrevolar extensas cantidades de hectáreas rápidamente para recopilar información fundamental.

Los datos obtenidos ayudan a dar tratamiento efectivo y oportuno a los cultivos. En otro tiempo, na acción sin estos vehículos sería muy compleja, riesgosa, costosa o simplemente imposible.

Los drones para la agricultura se componen de elementos como cámaras de alta resolución, sensores infrarrojos y térmicos, así como GPS. A partir de estos componentes, los drones pueden captar imágenes de alta calidad. Además hacen mapeos y envían información detallada a satélites que la transmiten en tiempo real a los expertos que controlan el equipo en tierra.

Aplicaciones de los drones en la agricultura

Existen diversos tipos de drones para su uso en la agricultura. Entre las aplicaciones más recurrentes que podemos conseguir en estos dispositivos están:

  • Monitoreo de cultivos: A través del uso de cámaras de alta definición, se obtienen imágenes nítidas que presentan detalladamente el estado de los cultivos. Incluso permite vigilar zonas de difícil acceso sin necesidad de trasladarse al sitio. El monitoreo puede realizarse de forma manual o configurar un modo autónomo a partir de un software diseñado para tal fin.
  • Detección de estrés hídrico: Los drones tienen la capacidad de advertir la falta de riego a partir de sensores térmicos. Además indican las necesidades hídricas de las plantas en cuestión.
  • Obtención de indicadores de calidad: Pronósticos del tiempo, temperatura, el ritmo de crecimiento, entre otros datos necesarios para optimizar el desarrollo y rendimiento de la cosecha.
  • Tratamiento localizado de herbicidas: Consiste en discriminar los cultivos de las malas hierbas en las fases más tempranas de su crecimiento. Así se aplican los tratamientos herbicidas de forma localizada.
  • Detección de plagas y enfermedades: Advierten cualquier cambio en las plantas por imperceptible que sea al ojo humano. Esto ayuda en la detección temprana y el implemento de medidas en tiempo oportuno.
  • Conteo de plantas: Genera un inventario más eficiente con un software que realiza el conteo computarizado de plantas, en un periodo de tiempo mucho más corto que el conteo manual.
  • Evaluación de estrés nutricional: A través de los sensores multiespectrales que utilizan estos drones, se verifica la cantidad de nutrientes que necesitan los cultivos, para determinar la aplicación eficiente de fertilizantes.

Uso de los drones en la agricultura de España

El uso de drones para el área de la agricultura en España se encuentra en plena expansión. Estos pequeños aparatos comienzan a desempeñar un destacado papel en el sector agrario.

Frente a los métodos tradicionales de gestión de cultivos, los drones presentan grandes ventajas que están siendo reconocidas no sólo por los productores, ingenieros agrónomos y otros expertos, sino también por el mundo empresarial y estatal.

Actualmente, la empresa española Hemav ocupa el primer lugar a nivel mundial, en fabricación de drones para servicios de agricultura. Esto demuestra el nivel de inversión en el desarrollo de estos equipos en el país.

Numerosas empresas ofrecen asesoría, alquiler y comercialización de estas aeronaves no tripuladas para beneficio de los productores. Asimismo, existen asociaciones y centros de investigación cuyo tema central es el uso de los drones para la agricultura.

El uso de drones para la agricultura en las islas Canarias

En las islas Canarias se viene profundizando la utilización de drones en la agricultura de precisión. El gobierno canario se ha propuesto incorporarlos para su aplicación en inspección pesquera.

Mientras, en el ámbito privado, uno de los sectores que más apuesta por los drones para optimizar su desempeño es el de la viticultura. Varios viñedos ya cuentan con el aporte de estos instrumentos para supervisar y elevar su producción. Los resultados, que ya han sido publicados, resaltan el ahorro de tiempo en labores cotidianas y la mejora de las vendimias.

Asimismo, la utilización de drones en la agricultura se está expandiendo a otro tipo de cultivos en Gran Canarias. Así queda demostrada su viabilidad en el área de la agricultura y su proyección a futuro debido a los beneficios que aportan para la productividad.

Si te ha gustado, comparte!
12
Si te ha gustado, comparte!
12
Simple Share Buttons