【 La Calificación del Suelo 】→ Agroingenia Canarias

Como bien sabes, antes de llevar a cabo un proyecto urbanístico o en suelo rústico, necesitamos permisos administrativos de las autoridades competentes. ¿Necesitas un informe de calificación territorial?

Hoy, te explicamos cómo puedes obtener tu informe de calificación urbanística en suelo rústico ¡sin retrasos! para que pongas en marcha tu proyecto lo antes posible. ¿Qué tienes que hacer? ¡Sólo sigue leyendo!

El Ingeniero Agrónomo está preparado y listo para comenzar, ya que es el experto en el que debes confiar.

 

calificación del suelo

 

¿Qué es la calificación del suelo y en qué consiste?

Calificación territorial o calificación del suelo, son términos que seguro que te suenan. Ya que, conceptos como éstos, y otros relacionados como recalificación… suelen estar presentes en nuestro día a día. Pero a veces olvidamos a qué se refiere cada uno de ellos y cómo nos puede afectar, administrativamente, si no presentamos los documentos pertinentes. Hagamos memoria. 

¿Qué es la calificación del suelo? Este concepto hace referencia al uso que hacemos del suelo y qué tipo de edificios podemos construir en él. Y, todo ello, dependerá del tipo de suelo del que estemos hablando (lo que se conoce como clasificación del suelo). 

La calificación territorial, englobando este concepto todos los tipos de suelo existentes, se trata de un trámite administrativo que aprueba el uso y/o proyectos de edificación que se quieren realizar sobre una parcela o superficie de terreno.

Es decir, cuando se pretende construir viviendas urbanas o rústicas, superficies comerciales, edificios de oficinas… Se necesita un informe de calificación territorial, requerido por las instituciones públicas (por ejemplo, Ayuntamientos o Delegaciones Provinciales, etc). 

Dentro del mundo agrario, si quieres llevar a cabo proyectos como almacenes agrícolas, cuartos de aperos, aljibes, estanques, embalses, etc… Necesitarás de un informe de calificación territorial, elaborado por un experto Ingeniero Agrónomo, que demuestre la viabilidad de tu proyecto.

Entre otros aspectos, este tipo de informes detalla la clasificación del suelo. En función de ello, se podrán (o no) llevar a cabo unos proyectos u otros. Pero, entonces, cabe preguntarnos…

calificación territorial

 

¿Qué es la clasificación del suelo? 

Este término se refiere a las clases o tipos de suelo que existen, en referencia al régimen urbanístico. Y… ¿cuáles son los diferentes tipos de suelo? 

Fundamentalmente, la clasificación del suelo se divide en 3 categorías: 

  1. Suelo urbano. Aquel tipo de suelo que se encuentra dentro de núcleos urbanos. Este tipo de suelos cuenta con todas las prestaciones y servicios de núcleos poblacionales, como puede ser: acceso al tráfico rodado, alcantarillado, suministro de agua y energía, etc… 

 

  1. Suelo urbanizable. Este tipo de suelo se reserva como soporte del crecimiento de suelo urbano. Los terrenos clasificados como suelo urbanizable se recogerán en el Plan General Municipal. Es decir, el suelo urbano es susceptible de reconvertirse en suelo urbano.

 

  1. Suelo rústico, rural o suelo no urbanizable. Se clasifican como tales aquellos suelos que no cuentan con servicios y prestaciones (alcantarillado, suministro eléctrico y de agua…) con las que el suelo urbano sí cuenta. Por norma general, no se permite edificar en este tipo de suelo, salvo excepciones. 

Es decir, el suelo no urbanizable, como su propio nombre indica, se encuentra excluido, por ley, del proceso urbanizador. Se considera que este tipo de suelo tiene un valor que debe conservarse por el bien del entorno natural y el medioambiente.

Ahora bien, ahora que recordamos la diferencia entre cada uno de los tipos de suelo ¿cuál es la conclusión?

Podemos resumir que la calificación del suelo nos desvela qué posibilidades de edificación y usos (poblacionales, agrarios, industriales…) en función de la clasificación del suelo.  

calificación del suelo rústico

 

¿Qué es la recalificación del suelo? 

Ahora que conocemos la diferencia entre calificación y clasificación del suelo, nos surge otra duda… ¿A qué se refiere el término recalificación

Como hemos visto anteriormente, existen diferentes tipos de suelo. Y, sólo el suelo no urbanizable permanece bajo la misma calificación. Así que, este concepto se centra en suelos urbanos y suelos urbanizables. 

Cuando se procede a la calificación de un terreno o parcela, esta no tiene porque permanecer invariable para siempre. En ciertos casos, se permite recalificarlo. 

Esto no es más que un trámite administrativo por el que, por ejemplo, un suelo urbanizable puede recalificarse como suelo urbano. De este modo, cambiarán los usos que podemos hacer de él.

Para llevar a cabo un proceso de recalificación territorial, se requieren de estudios e informes ambientales. Estos informes pasan por las instituciones encargadas de la gestión urbanística para llevar a cabo la recalificación (o no).

Pero ¡ojo! porque hay excepciones. Por ejemplo, no se permite la recalificación de terrenos forestales incendiados, que mantendrán su uso forestal durante, 30 años, al menos. 

calificación urbanística suelo rústico

 

¿Cómo se califica el suelo?

Respecto a las diferentes clasificaciones del suelo, debemos tener en cuenta que los suelos urbanos y urbanizables son gestionados por las diferentes delegaciones urbanísticas de cada municipio.

Como bien sabes, estas instituciones son las encargadas de llevar a cabo proyectos urbanísticos en función del uso de cada tipo de suelo. Sin embargo, ¿qué pasa cuando se trata de una parcela de tu propia finca? 

La legislación también regula el suelo de nuestras fincas rústicas y rurales. Por lo tanto, debemos tener en cuenta que, habrá ciertos usos y edificaciones que podremos (o no) poner en marcha según la calificación de nuestro terreno.

Así que, el primer dato es conocer sobre qué tipo de suelo se asienta tu finca o explotación agraria. Y, te preguntarás… ¿cómo se califica el suelo? 

Antes de construir cualquier tipo de edificación, ya sean estanques o almacenes agrícolas, necesitas consultar con un Ingeniero Agrónomo. Él es ¡el experto que necesitas! para conocer todos los puntos concretos a la hora de solicitar informes de calificación urbanística en suelo rústico

 

¿Qué es un informe urbanístico?

Primero, tenemos que tener claro qué es un informe de calificación urbanística y qué tipo de información recoge. Y, te preguntarás… 

¿Qué es un informe urbanístico? Este tipo de informes se realizan sobre parcelas, terrenos, suelos acotados…Para recabar toda la información disponible sobre ellos. 

Es decir, en un informe urbanístico constaran todas y cada una de las diferentes características del suelo, como pueden ser su superficie, forma, elevación, etc.. Así como, la situación administrativa y legal del mismo.

Así que, los informes  de calificación territorial presentan un estudio exhaustivo del suelo, del terreno, para conocer su calificación urbanística (en función del Plan General de Ordenación Urbana del municipio y del Plan Insular de Ordenación en Canarias) que incluye los usos que se pueden hacer de él.

Sólo así, conoceremos a qué grupo pertenece nuestra parcela (suelo urbano o no urbanizable), los usos que podemos hacer de él y la edificabilidad

Ahora bien… ¿cuándo necesitas un informe de calificación urbanística en suelo rústico? La respuesta es clara: cuando el suelo, donde se quiera edificar, esté calificado como suelo no urbanizable o suelo no urbanizable protegido.

calificación territorial canarias

 

¿Para qué tipo de proyectos necesitarás un informe de calificación territorial? 

Ahora bien, sabemos cuándo necesitamos un informe de calificación del suelo pero… ¿ante qué tipo de proyectos debemos solicitar un informe de calificación territorial? 

Para ello, debemos tener en cuenta la legislación vigente: la conocida como Ley del Suelo y de los Espacios Naturales Protegidos de Canarias

Por lo tanto, las actuaciones permitidas en suelos no urbanizables, remitiendo informe de calificación urbanística que las justifique, son las siguientes: 

Actuaciones necesarias en el ámbito de la actividad agropecuaria: agrícola, ganadera y forestal. Todos los usos que se quieran hacer del suelo, bajo este ámbito, están permitidos.

Es decir, actividades, edificación de infraestructuras e instalaciones imprescindibles para llevar a cabo la actividad, siempre y cuando se respete la proporción de estás respecto a la superficie total de la parcela.

Aquí, se incluye el uso accesorio de la vivienda sólo en el caso de que sea imprescindible para el normal funcionamiento de la explotación agrícola.

Por otro lado, también deberás presentar un informe de calificación territorial si pretendes llevar a cabo edificaciones destinadas al desarrollo rural sostenible y el  turismo rural (¿aún no conoces el agroturismo para diversificar ingresos?). 

Actividades orientadas a la extracción de recursos naturales, como hidrológicos y minerales. 

Por último, necesitarás presentar un informe de calificación territorial sobre suelo rústico cuando se quiera edificar una vivienda familiar. Que, en todo caso, no tenga como finalidad última la urbanizadora. 

Por ejemplo, si estás vas a realizar una compra o venta, necesitarás la tasación de una finca rústica con vivienda unifamiliar.

calificación territorial tenerife

¿Cómo solicitar informe de calificación urbanística? 

Solicitar este tipo de informes es tan fácil como llamar al Ingeniero Agrónomo. Se encargará de ahorrarte más de un quebradero de cabeza y agilizar el proceso de cara a la administración y solicitud de la calificación del suelo.

Además, también se encargará de recabar la información requerida por la administración pública para redactar el informe de calificación: 

  1. Descripción de la finca: analizando su situación y características actuales. 
  2. Planos de Clasificación del Suelo de Planeamiento del municipio. 
  3. Planos que detallan la situación en la que se encuentra la finca. 
  4. Justificación de tu necesidad: qué tipo de actividad se va a llevar a cabo, por qué y para qué fin. 
  5. Proyecto de edificación que se quiere llevar a cabo: memoria técnica y planos de emplazamiento. Además, deberá acompañarse con un estudio sobre la evaluación económica.
  6. Número de referencia catastral.
  7. Registro de la propiedad.

Una vez que se tenga toda la información necesaria, el Ingeniero Agrónomo elaborará el informe de calificación urbanística en suelo rústico, para tramitar la solicitud. 

 

Calificación territorial en Canarias

Pídenos más información para solicitar tu informe de calificación del suelo rústico en Canarias. De este modo, podrás obtener licencias urbanísticas municipales de una forma mucho más rápida ya que te guiamos y asesoramos a lo largo del proceso. 

Sólo así podrás llevar a cabo la actividad agraria, en suelo rústico, conocer los usos del suelo y la viabilidad del proyecto que quieras llevar a cabo. Sin temer a sanciones administrativas. 

De este modo, será mucho más fácil conocer los detalles y estándares a los que se debe ajustar tu proyecto: ya sea un cuarto de aperos, un almacén agrícola o, se trate de estanques y embalses), en función de las características de tu explotación agrícola.

Obtén tu informe de calificación urbanística en suelo rústico a través de descarga directa o por correo electrónico. De manera totalmente segura.

¿Aún te queda alguna duda? El Ingeniero Agrónomo está esperando que llames para ¡resolver todas tus preguntas!

Si te ha gustado, comparte! Así conseguirás que otros usuarios disfruten también de este artículo.
Simple Share Buttons